Hola ahí fuera. Escribo esta entrada para comentar un par de decisiones que he tomado que afectarán a mi trabajo como informático y a este blog.

La primera es que no escribiré más artículos de opinión, me centraré en entradas que puedan resultar útiles al resto de lectores, así que casi todo se centrará en mi experiencias con la informática, web y nuevas tecnologías.

El otro cambio es que cambio de plataforma de trabajo, después de toda una vida usando Windows, y pequeños coqueteos con Linux, me paso a Macintosh.

Esta es mi nueva herramienta de trabajo en la que tengo depositadas todas mis esperanzas de mejora de productividad y rendimiento. El Imac 27″ con un cerebro Intel i5.

¿Porqué me cambio a Mac? porque la carga de trabajo que llevo últimamente es descomunal y no puedo estar perdiendo el tiempo en entornos que producen un problema detrás de otro. Después de la salida de Win7, me decidí a probarlo, desde luego es mucho mejor que Vista, pero para encontrar programas y driver para Win7 y 64 bits me tiré más de 3 días probando cosas. Una vez que empiezas a usarlo hay cosas que mejoran y otras que sorprenden, una de ellas es el ejecutar cosas con privilegios de administrador, vamos el sudo de toda la vida en Linux. Lo que no me gustó es la manera de tener un lugar rápido donde encontrar tu cosas, en otros windows tenías el escritorio, luego Mis Documentos y ahora con Win7 tienes favoritos, las colecciones y tu carpeta de usuario (también copia de entornos Linux). Un verdadero lío porque cada programa abre por defecto un sitio diferente y no hay manera de acostumbrarse a trabajar de una forma rápida. Otro problema que tenía mi Win7 era que al guardar algunos tipos de ficheros me daba errores de permisos. Pero la gota que colmó el vaso fue que tenía instalada (sin saberlo) una versión que en marzo empezó a reiniciarse cada dos horas. Así que el afrontar otra vez toda la reinstalación del sistema, activación, instalación de software, etc…. para seguir teniendo un S.O. que no estaba a altura me produjo tal desánimo que me planteé cambiar de plataforma.

Pensé en Ubuntu, pero soy un aficionado a la fotografía y uso productos Adobe que no son compatibles con Linux, ya se que se puede virtualizar, pero no es lo mismo. Así que Mac se perfilaba como serio candidato, pues tenía todo lo que yo necesitaba, y después de ver la calidad del monitor del Imac 27″ y lo pensado de su diseño, la decisión estaba tomada. También ayudó a ello, que últimamente todos los tutoriales de programadores que veo están hechos en Mac, ya se sabe que a los que trabajan con multimedia les gusta Mac, pero ¿también a los programadores?… mm.. por algo será.

Tengo que decir que tenía pensado escribir una entrada con los defectos de Mac, ya que hay mucho en internet que te habla de lo bueno, pues yo pretendía dar la otra versión, pero… uff.. no tengo contenido suficiente para escribir un post, porque la verdad es que estoy encantado. Los primeros días tuve un par de cuelgues y pensé que tendría que devolverlo, pero después le he dado mucha caña y nada de nada, va como la seda. Respecto a las cosas que no me gustan, pues por ahora sólo hay 3:

  1. No está disponible la opcion de “cortar”, solo puedes copiar y pegar, pero no cortar.
  2. Cuando copias una carpeta a otro lugar donde hay una con el mismo nombre, en windows te añadía los ficheros que no existían en la de destino y te sustituía los que existían, en mac te sustituye completamente la carpeta, es decir, te borra todo el contenido de la vieja, aunque tuviera archivos que no existen en el origen. Esto es un problema cuando te descargas paquetes de idioma, plugis, etc… para aplicaciones como drupal.
  3. La manía que tienen los programas de copiar el contenido a sus propios directorios, es decir, si tengo 4 GB de música bien ordenadita como a mi me gusta y quiero importarlas a ITunes, por defecto te copia todos los archivos a su librería, por lo que están duplicados en el sistema (ocupando el doble de espacio, claro). Lo mismo hace Iphoto. Hay maneras de evitarlo, pero por defecto es así.

Respecto al software, estoy muy sorprendido, no sólo está todo lo que necesito, si no que hay programas que funcionan mucho mejor y más fácil de usar.

Lo que si me cuesta todavía es acostumbrarme a las teclas especiales de Mac, la tecla funcion y comando. Y el ratón, pues tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero el click derecho no es muy cómodo y no es muy util en juegos.

Y por último otra cosa que me ha sorprendido es el gran desconocimiento que hay sobre esta plataforma, por lo menos por mi zona, hasta se conoce más Linux que Macintosh. Creo que los informáticos deberíamos probar todas las opciones para tener mejor criterio a la hora de evaluar cuál es la mejor solución.

A mi me ha gustado tanto el S.O. que hasta se lo he puesto a mi mini portatil 🙂